::: El movimiento del cuerpo:::


*Visita nuestra tienda virtual*


Cuando los gestos del cuerpo y las expresiones faciales de una persona están fuera de sincronización, estamos viendo a un mentiroso. La persona que golpea la mesa, pero luego espera una fracción de segundo para producir una cara enojada está probablemente fingiendo.

Las expresiones faciales torcidas o asimétricas, suelen ser engañosas. Cuando una persona miente, su expresión física será limitada y rígida, con pocos movimientos del brazo y de las manos, excepto tal vez para juguetear nerviosamente con ellos o para cruzarlos. Las manos, los brazos y las piernas son pegados hacia su propio cuerpo ya que el mentiroso intenta de ocupar menos espacio, como si tratara de esconderse.

Un mentiroso trata de controlar su lenguaje corporal manteniendo el cuerpo rígido. Él o ella pueden dejar escapar señales y, a continuación, tratar de cubrirlas rápidamente con un encogimiento de hombros o una mueca. Los mentirosos juegan con sus manos y, a menudo, parecen amenazados. Los mentirosos pondrán obstáculos en frente de ellos - sus brazos, libros, mesas o cualquier otra cosa que esté disponible. Los mentirosos habitualmente ajustarán sus prendas de vestir y enviarán señales con diferentes partes del cuerpo. Los mentirosos parecen demasiado relajados o demasiado rígidos. Todo este lenguaje corporal defensivo esta destinado a desviar tu atención del engaño. Las manos de los mentirosos tienden a tocar su cara, garganta, y / o la boca. Rascarán cero su nariz o detrás de su oreja. Es probable que no se toquen el pecho con la mano abierta cuando juran algo en vano.

Otros diversos signos de la mentira

 1) Los gestos y las expresiones no coinciden con la declaración verbal, como fruncir el ceño mientras dice "Te amo".

 2) Una persona culpable está la defensiva. Una persona inocente a menudo irá a la ofensiva.

 3) Un mentiroso refleja las palabras para responder a una pregunta. Cuando se le preguntó, "¿Tú rayaste la puerta del coche?" El mentiroso responderá, "No, yo no raye la puerta del coche".

 4) Una persona culpable puede hablar más de lo que, necesita, añadiendo detalles innecesarios para convencerte. Ellos no están cómodos con el silencio o las pausas en una conversación.

 5) Los mentirosos evitan, a veces "mentir" y hacen declaraciones indirectas. Implican respuestas en lugar de negar algo directamente.

 6) Una declaración corta es más veraz: "No sé" en lugar de "no se quien pudo haberlo hecho"

Si usted cree que alguien está mintiendo y, a continuación, cambia el tema de una conversación rápida, un mentiroso lo seguirá de buena gana y estará más relajado, una persona inocente puede actuar confundido por el repentino cambio en los temas, y  volverá a la cuestión anterior para aclarar los puntos necesarios.

Psicología de la mentira

Diferentes tipos de mentiras y por qué la gente las dice.

Todos los días las mentiras son parte de la vida. Algunas mentiras dañan las relaciones y destruir la confianza; otras mentiras cumplir importantes funciones interpersonales, como suavizar las situaciones más difíciles o la protección de las personas. Curiosamente, no sólo los seres humanos  utilizan el engaño, todo tipo de animales en la naturaleza lo hacen también. Los insectos "mienten" tratando de parecer ramitas para evitar ser comidos por los depredadores. Las plantas carnívoras usan el engaño para atraer a los insectos a comer, y luego devorarlos, ellas mismas.

La mayoría de nosotros puede justificarse diciendo que usamos la mentira como para "ser diplomáticos". Cuando se nos pide una opinión, a menudo decimos lo que la otra persona desea escuchar. Nosotros enseñamos a nuestros niños a decir gracias aun cuando sabemos que no son agradecidos. Cuando una persona te pide una "opinión honesta" por lo general quiere oír nada mas que tu honesta opinión.

A veces nos encontramos en una situación en la que nos vemos obligados a mentir en aras de la protección de alguien. Algunas mentiras protegen a los inocentes. Exagerar es otra forma de mentir. Todos hemos oído la historia del gran pez que se le escapó a alguien, o algo parecido.

Estos tipos de mentiras, en su mayoría, parecen inofensivos. Mentiras más negativas se podrían adoptar la forma de amenazas que se utilizan para infundir miedo en los demás, a fin de que hagan todo lo que se les pide. Legalmente, la amenaza del uso de la fuerza conlleva consecuencias similares a la utilización real de la misma.

Algunas mentiras no están dirigidas a nadie, como el mentir y engañar sobre nuestros impuestos. Otras son mucho más personales, como las falsas promesas, tales como "te pago mañana".

 Mentir compulsivamente es como una droga para algunas personas, en el sentido de que proporciona una sensación de poder y la sensación de ser capaz de controlar a la persona a la que se le mintió. Las personas mientes a cause del miedo, la codicia, el poder, el dinero y la admiración. Las personas mienten por costumbre. Y las personas mienten para lograr la aceptación.

 El peligro más trágico de mentir, es que si una persona a menudo y en repetidas ocasiones dice una mentira, acabará creyéndola él mismo. Es como la vieja historia del paciente esquizofrénico de un asilo que no pasa la prueba del detector de mentiras por que respondió  "No" cuando se le preguntó si él era Napoleón, y el detector de mentiras dijo que el tipo  estaba mintiendo.

¿Por qué los amantes mienten?

 Una relación romántica se basa en una fundación en la que cada persona depende de la otra. Para crear resultados positivos a través de las relaciones, las parejas necesitan saber y entenderse los unos al otro. Con el fin de tener éxito, la verdad es esencial. Esta dependencia del otro también se traduce en dependencia mutua. Sus acciones tienen un impacto en su pareja y su comportamiento y viceversa. Esta dependencia mutua crea una gran cantidad de recompensas, así como limitaciones. Dado que esta dependencia mutua crece, cada persona en la pareja ya no es libre de hacer lo que quiere, cuando quiere y con quien quieres;  sin embargo la recompensa a esta dependencia es muy grata y vale la pena, siempre y cuando la relación se mantenga dentro de los límites de lo sano.

 Entre mas compenetrada esté una pareja, decir la verdad se vuelve más importante, pero también, el uso de la verdad comienza a ser más peligroso.

En una pareja uno se preocupa lo que el otro está pensando, cómo se siente y cómo se comporta. Estos sentimientos tienen un impacto directo en el bienestar de cada uno.

 Decir la verdad es fácil en una relación cuando esta dependencia mutua es baja, un buen ejemplo de ello es el gusto por revelar información personal a un completo extraño sentado junto a usted en un autobús.

Decir la verdad en este tipo de situaciones no importa ya que no hay ninguna consecuencia real por el hecho de hacerlo, tú no lo conoces y él no te conoce. Por supuesto, también habrá poca consecuencia si decides mentir.

 Sin embargo, cuando esta dependencia mutua es alta, como en el caso de una relación romántica, donde la gente tiene que coordinar sus acciones para fomentar la intimidad y la cercanía, los amantes esperan más el uno del otro, y decir la verdad conlleva más riesgos.

Mentir también puede ser más arriesgado, ya que las expectativas de honestidad aumentan. Por lo tanto, la verdad y el engaño son necesarios para hacer que una relación funcione.

La intimidad exige honradez, pero la completa honestidad destruye parejas y relaciones; encontrar el justo equilibrio es la mejor que cualquiera puede hacer. Mentir es siempre una forma de control. A todos nos ha mentido alguien cercano a nosotros. ¿Por qué ocurre esto?

 Una manera de ver la mentira podría ser poder el mentir en un extremo de la relación,  la ira y criticar a  nuestra pareja en el otro extremo. Recuerdo una vez cuando mi esposa dañó el parachoques delantero de un coche nuevo que acabábamos de comprar.

Cuando le pregunté acerca de esto ella mintió y me dijo que no sabía nada al respecto. Su hermano había sido testigo del accidente y me la verdad, sin querer. Cuando le pregunté a su hermano por qué mi esposa tenia que mentir sobre algo como esto me dijo:

- "Robert, ¿cómo habrías respondido si ella hubiera dicho la verdad?"

 Le dije que probablemente me habría sentido decepcionado y me habría enojado.

  - "Bueno, ella te mintió ya que sabía que ésa es la forma en la que tú reaccionarías. Mentirte fue su manera de controlar una reacción negativa de tu parte. Tu enojo es tu forma de controlar su comportamiento, y mientras tú te sigas enojando cuando escuches la verdad, lo más probable es que ella te siga mintiendo. "

 Tenía un muy buen punto. Mentir puede ser una cosa mala, pero darle a alguien una razón para mentirte es igual de malo, sobre todo cuando esa persona es tu pareja. No podemos esperar a oír la verdad si la otra persona sabe que causará más problemas de los que una mentira causaría. La honestidad sólo puede venir con receptividad, y la voluntad de aceptar, comprender y trabajar para resolver los problemas.
Si quieres que la gente deje de mentirte es necesario que cambies tu actitud controladora, por una actitud de aprendizaje.

Mentir o no Mentir

 Nos guste o no, mentir siempre va a ser una parte de la vida cotidiana. La honestidad es importante, pero difícilmente podría asegurarte que nunca te van mentir, y sería igualmente imprudente que te ofendieras cada vez que se te mientan. Sin embargo, existen límites y grados en el engaño. Es esencial comprender los diferentes tipos de mentiras, ¿por qué se dicen? ¿Cómo se están utilizando y qué esperan los mentiroso  lograr mediante el uso de ellas?. Es prudente decir gracias, incluso si no lo  dices totalmente en serio. Y sigue siendo malo hacer falsas promesas, ya que éstas finalmente destruirán tu reputación. El objetivo de este capítulo no es que te conviertas en el guardián de la verdad, y vayas por el mundo develando los engaños que todas las personas dicen, sino más bien, ayudarte en la detección de las mentiras y de hacerte consciente de su presencia y sus efectos